Las cervezas mexicanas tienen larga historia como bebida fermentada tras la llegada de los conquistadores europeos a america.  México es hoy uno de los principales  exportadores de cerveza del mundo.